jueves, 30 de mayo de 2013

Es hora de comentar un clásico entre los clásicos del cine de terror, después del primer paso dado por la productora Hammer films con "La maldición de Frankenstein" llega la consagración de toda una escuela con la revisión del texto de Bram Stoker "Drácula" (en América "Horror of Dracula" por eso de no rivalizar en derechos con la producción de la Universal de 1931).

Dentro de la extensísima filmografía del conde vampiro, nos encontramos ante un auténtico hito, la sensualidad y el color llega a la pantalla de mano del maestro Terence Fisher con la inestimable ayuda de Cristopher Lee, el actor que más veces interpretó al personaje. 

Una puesta en escena y fotografía reconocible por todos, junto con unos decorados cargadísimos, convierten la estética de este film y de todos sus sucesores en una auténtica carta de presentación, pero, por supuesto, no debemos dejar a un lado la gran novedad respecto a las anteriores revisiones cinematográficas del mito, el carácter sexual, la alegoría entre el mordisco del vampiro y la penetración, todo esto regado del rojo más vivo que se haya visto en una sangre hasta entonces, de hecho, la presentación de la película consiste en un travelíng laberíntico entre las catacumbas del castillo terminando en el ataúd del conde sobre el que caen gotas de sangre (no se sabe de dónde, pero eso es lo de menos).

Volvamos al carácter sexual, hasta la fecha las versiones del conde eran demasiado políticamente correctos, con Fisher, el escote llama a la puerta, en concreto la primera presentación de un vampiro en la cinta es femenina, marcando claramente el camino a seguir pero sin entrar en la ordinariez en el que derivó la productora en sus años de decadencia.

Centrándonos en la propia cinta, evidentemente no es fiel al libro de Stoker, como todas las versiones hasta la fecha, no se que tipo de interés secreto y pseudocabalístico existe en no hacer una versión fiel al libro, además este es genial ...

La atmósfera que consigue crear Fisher es fantasmagórica e inquietante, perfecta en las tabernas del pueblo y mucha culpa la tiene un excepcional Peter Cushing como el mejor Van Helsing de la historia (mucho mejor que el histriónico Anthony Hopkins). Quizás, por ponerle alguna pega, el final es demasiado rápido, aunque lo tengamos todos en la retina para siempre.

Excelente revisión del mito, pero no la mejor.

PUNTUACIÓN: 8,5

Juanma

miércoles, 29 de mayo de 2013


Dije que la vería y el sábado por la noche fue su momento, primera película de Shame Black (el director de la anterior entrada "Iron Man 3") y esta vez también se encuentra detrás del guión, aspecto más interesante de nuestro protagonista ya que fue el autor de Arma Letal.

La película es un auténtico descubrimiento, por lo desconocida, que recomiendo abiertamente por la frescura que transmite, un buen guión, inteligente, divertido y atractivo que consigue introducirnos en una trama de asesinatos, detectives privados y amores imposibles, con un trio protagonista de los que destacan Robert Downey jr y Val kilmer.

Narrada en primera persona, recuerda a las películas de detectives de los años 30, como si Bogart sacara su lado más divertido, pero es en este caso Robert Downey jr quién consigue un papel a su medida, en el que se desenvuelve a la perfección.

Pero no nos equivoquemos, parece que pongo la peli mejor de lo que es, divertida, entretenida y novedosa y este aspecto es el que valoro más en un universo hollywoodiense plagiado hasta la saciedad.

PUNTUACIÓN: 6,5

Juanma

jueves, 23 de mayo de 2013




¿Qué esperas de una película de superheroes?, acción, acción, humor, efectos especiales y una historia más o menos atractiva, pues bien, es lo que encontrarás en Iron Man 3, pero la verdad es que este tipo de películas empieza a cansarme, supongo que será por el bombardeo a que nos tienen sometidos Marvel, DC comics, ...

También va en contra de ellos la perfección a la que han llegado los efectos especiales, ne explico, se ha alcanzado tal nivel que no se ven grandes diferencias entre películas, aspecto que era el gran tirón con el contaban los estudios.

Pero Iron Man de 2008, sorprendió por distinta, por un desarrollo del personaje de la mano de un Robert Downey jr en estado de gracia, estado con fecha de caducidad como se ha demostrado en las siguientes entregas de nuestro Iron Man, y ya hablo de este post, y de Sherlock Holmes.

No me demoro más, Iron Man 3 es una más, no aporta nada y aburre mucho, con unas interpretaciones ridículas y unos giros de la historia que sorprenden en el mal sentido de la palabra. También sorprende la participación del genial Ben Kinsley, y más aún cuando en una entrevista hablando sobre esta película afirmaba que "... es una película inteligente ...", ufff qué mal tiene que estar la cosa!!

Como casi siempre, detrás de una película mediocre se encuentra un director al uso, en este caso, Shane Black, cuasi novel que se estrenó con Kiss Kiss Bang Bang (2005), bien acogida por la crítica (la tendré que ver).

Creo que me llevaré una temporadita sin ver superheroes, o por lo menos del universo "Los vengadores".

Entiendo que el público más joven y ávido de explosiones por doquier disfrutará con este cine, pero a mi se me ha pasado el arroz.

PUNTUACIÓN: 5

viernes, 10 de mayo de 2013

Me resistía a verla, no me atraía para nada, aun siendo un hecho histórico de gran relevancia que a mi entender ha pasado un poco desapercibido por lo tardío en el tiempo, ya pocos nos acordábamos de ese Bin Laden. Anoche finalmente me decidí, y porqué?, pues porque tengo algunos directores preferidos que aunque me defrauden en ocasiones tengo el "deber" de seguir sus obras, y entre esos directores se encuentra la californiana Kathryn Bigelow que me sorprendió con "Los viajeros de la noche", me entretuvo con "Le llaman Bodhi" y fascinó con "Días extraños", pero todos tenemos luces y sombras y ésta se materializó en la insufrible "En tierra hostil" aunque fuese galardonada con el Oscar a la mejor película y directora en 2009. 

Una vez introducida y realizado el repaso de su principal filmografía me centraré en "Zero dark thirty", recreación de la búsqueda y asesinato de Osama Bin Laden, artífice intelectual y dirigente del ataque a las torres gemelas de 2001. La película es magnífica, con un ritmo perfecto y sin artificios, Bigelow consigue como nadie mostrarnos "realidad" en la gran pantalla, y lo entrecomillo para que nadie se confunda, no quiero decir que la historia y los acontecimientos que se nos muestran sean veraces (cualquiera sabrá), sino que la sensación que recibe el espectador es de realidad y eso es gracias al saber hacer del director.

Destaca la interpretación y la fuerza del personaje interpretado por Jessica Chastain (Globo de oro a la mejor actriz 2012), haciéndonos recordar que existen personas que dedican toda su existencia a un objetivo concreto y cuando este se consigue o acaba se dan cuenta de que no tienen vida.

Desde mi punto de vista, muchísimo más valorable que "Argo", "La noche más ocura" con casi tres horas de metraje que se te pasarán volando te introduce en el mundo, que nos parece ciencia ficción pero que es realidad, del espionaje, el terrorismo y la tortura (aspecto en el que no sale demasiado bien parado EEUU).

PUNTUACIÓN: 7

Juanma

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff