miércoles, 26 de diciembre de 2012

El fantasma de la ópera (1925-1943-1962-2004)

No hay comentarios:
 
De la novela "El fantasma de la ópera" de Gaston Leroux nos encontramos con multitud de versiones cinematográficas, al menos con once o doce, pero en esta retrospectiva me centraré en las que creo son las más representativas, me refiero a la muda de 1925, a la versión de la universal de 1943, la británica de la Hammer de 1962 y la última y musical de 2004.

Una historia de venganza, psicosis, ambición, poder, rechazo, desigualdad ... inmortal y atemporal.
  • 1925: 
Sin ninguna intención de ser pedante, he de decir que algunas películas mudas están entre mis favoritas "Intolerancia", "La quimera del oro", "Frankenstein", "Nosferatu" y, por supuesto y casi mi favorita esta "El fantasma de la ópera" de Lon Chaney.

Para mi sigue siendo la versión más acertada de la novela, una puesta en escena magnífica potenciada por la necesidad de transmitir sin palabras, la fotografía, los claroscuros, la gestualización y la faz de los actores se convierten en los auténticos pilares de la obra.

Tiene algunos elementos curiosos, por ejemplo, dispone de una introducción sonora y además genial, también vemos una escena coloreada (de rojo). La película no tiene desperdicio, cada toma ha sido copiada en multitud de películas, pero si tuviera que destacar algo sobre lo demás sería el espectacular maquillaje del fantasma realizado por el propio Chaney y como escena, estaría dudando entre la bajada a las mazmorras o la de la escalera de la ópera de Paris.

Totalmente recomendable.

PUNTUACIÓN: 9
  • 1943:
Para la Universal, en su colección de "monstruos", era la hora de desempolvar a este mito. De la mano de Arthur Lubin, prolífico director que nunca destacó demasiado, realizó el remake de la ya comentada de Lon Chaney.

¿Qué se puede destacar de esta versión?, pues el color, el no reparar en gastos a nivel de producción, los escenarios son grandiosos, destacando la recreación de la ópera de París.

Pero la cinta carece de chispa, sosa, plana, llega a aburrir y ésto es debido en mi opinión al guión, alejándose de la obra original, se nos muestra a un Fantasma demasiado maduro y sentimental, carece de la violencia y psicosis de la novela, aspecto fundamental para dar sentido a la actitud de nuestro protagonista.

Hablando de protagonistas, el reparto no es demasiado brillante, empezando por el propio Fantasma interpretado por Claude Rains que para mi siempre será Louis Renault en "Casablanca", sin fuerza ni carisma, la desapercibida Christine Daeé (Susanna Foster) y el insoportable Raoul (Nelson Eddy).

Otra de las debilidades de la cinta es su excesivo prólogo, hasta el minuto 54 no aparece en escena el Fantasma adquiriendo protagonismo, con lo que nos queda poco más de media hora de trama efectiva, en la que se desarrolla bien pero sin sobresalir.

También se echa en falta la dualidad que siente Christine entre terror y atracción por el Fantasma, a nivel de escenas particulares, no dispone ninguna por la que se recuerde la obra ya que el climax en las catacumbas es bastante flojo, en contraposición de la versión muda cuya escena en las azoteas de la ópera son míticas.

Innecesaria y totalmente prescindible.

PUNTUACIÓN: 5
  • 1962:
En pleno apogeo de la Hammer films y, en concreto de su máximo creador, Terence Fisher, la productora británica se lanza a por otra de las grandes obras de terror gótico, todo hacia presagiar éxito, una historia como hecha a medida para la firma inglesa ... pues nada más lejos de la realidad, "El fantasma de la ópera" fue un autentico fracaso y la verdad que merecidamente, si, mi amigo Terence también comete errores, y estamos ante unos de los pocos de su carrera.

La película carece de chispa, una versión de la novela bastante distanciada de la original (como era constumbre) y poco agraciada, eliminando los elementos de la obra primigenia que aportan fuerza a la misma, principalmente el amor del fantama por Christine.

Una puesta en escena demasiado facilona, poco atrevida y simplista, una caracterización del fantasma de las perores de la Hammer, un casting fallido (partiendo por una actriz protagonista impropia de la productora), unos flashbacks en plan precuela totalmente innecesarios y unas actuaciones musicales operísticas bastante planas. Este es el resultado, muy pobre y ahora entiendo el porqué esta obra es de las grandes desconocidas de la Hammer.

También tiene algo bueno, el personaje del fantasma es despiadado, un auténtico psicópata, violento y carente de razón, estas características se echan en falta en las otras versiones demasiado descafeinadas.

Desgraciadamente poco más hay que aportar.

PUNTUACIÓN: 5
  • 2004:
 Precedida de "...de Andrew Lloyd Webber ..." ya tenía las puertas abiertas. Para el que no sepa quién es, es el máximo referente y compositor de musicales de la historia (y creo que no exagero), creador entre otras obras de "Jesucristo superstar", "Evita", "Cats" ... y recientemente "El mago de Oz". Vaya curriculum!!!

He tenido la fortuna de ver la obra original en el Majestic theatre de Londres, apabullante y majestuoso, con una música inconfundible y maravillosa. Pues bien, esta versión cinematográfica era la gran esperada, multitud de veces se habló sobre su producción, pero algunas por la negativa de Webber y otras por no disponer de los actores adecuados, siempre nos quedábamos sin ella.

Pero, ¿cómo es la peli?, por lo pronto decir que es una fiel adaptación de la novela y de la obra musical, con un diseño de producción que a veces impresiona por lo bueno y otras por lo malo, me explico, cuidado y esmerado en recrear lo visto en el teatro a veces peca del uso del cartón piedra, pierde grandilocuencia y se diluye en su barroquismo. Los actores son  poco conocidos, eso no tiene porqué ser un problema, pero si lo es el hecho de que no transmitan, y me refiero principalmente a Christine Daaé (Emmy Rossum), paguata e inexpresiva, de la parte vocal nada que destacar negativamente. Con respecto al papel del fantasma, es interpretado por Gerard Butler (cuando aún no era famosillo), bien pero sin alcanzar la cota de protagonista, desgraciadamente nos estamos fijando constantemente en escenarios, vestuarios y por supuesto, la MÚSICA.

Lo que pasa es que la obra de teatro es muy, muy buena, y si la utilizamos de referencia, pues a la copia algo se le quedará. Pienso que unos de los problemas de la cinta (añadido al ya comentado del abuso de planos cortos) puede ser su director, pocas veces al mirar el cartel y ver quién es el que lleva la batuta en la cinta nos podemos equivocar sobre el resultado, en esta ocasión Joel Schumacher que en su haber tenemos a "Jóvenes ocultos", "Línea mortal", "Batman forever", "Batman y Robin", "El número 23" ...y eso que me he esforzado por poner lo mejorcito, parece claro que no era el mejor para ese puesto. Como ejemplo podemos poner a la bastante buena "Evita", tambien basada en el musical de Webber pero en esta ocasión dirigida por todo un experto en el tema, Alan Parker. Los resultados están ahí.

No quiero confundir a nadie, la película está bastante bien, de hecho la he visto como 4 veces, pero se queda a las puertas de haber sido una maravilla, por poco no se ha convertido en un clásico y un referente.


No quiero acabar la reseña sin pedir al que no la haya visto que por favor NO LA VEAS DOBLADA!!!!, mucho mejor en VOS.

PUNTUACIÓN: 7










No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff