viernes, 10 de febrero de 2012

Hace mucho tiempo que quería escribir sobre "Little Miss Sunshine", pero me gusta tantísimo, que siempre lo retrasaba intentado pensarla mejor. Y es que ojalá hicieran más comedias como esta. Películas que cuentan historias en apariencia tristes de gente corriente, pero que en el fondo son comedias increíblemente divertidas y tiernas. Por eso creo que esta peli lo tiene todo.

¿Y de qué va? Pues trata sobre una peculiar familia que debe hacer un viaje por carretera de tres días para llevar a su hija pequeña Olive a un concurso de belleza para niñas, cuya final a alcanzado por más suerte que méritos propios.
Olive, aunque algo rechoncha y gafotas, es todo dulzura e inocencia. El abuelo (genial Alan Arkin, ganador del Oscar al mejor actor secundario) esnifa heroína. El padre es un frustrado escritor de libros de autoayuda. El hijo adolescente no habla por voluntad propia. El tío es un experto en Proust, recién salido del hospital tras intentar suicidarse (siempre estupendo Steve Carell). Y la madre, única más o menos normal, intenta poner un poco de cordura en esta alocada tropa. Resumiendo muchísimo, éstos son los protagonistas de esta magnífica comedia, siendo ellos mismos, los personajes, el auténtico punto fuerte de la historia.

Son varias las razones por las que tengo en tan alta estima a esta película. Los actores están perfectamente elegidos. Son todos muy buenos (a parte de los ya citados, destacan Greg Kinnear y Paul Dano) y llegas a simpatizar con todos. Aunque alguno te caiga mal al principio, acabas adorando a toda la familia. Después, evidentemente, destaca el guión. Diálogos divertidísimos, ingeniosos, y las situaciones más patéticamente graciosas imaginables.
Algunos pueden pensar que exagero, pero es que lo mejor de PMS es el trasfondo, la moraleja, la conclusión que podemos sacar cuando termina. Después de habernos hecho reír, las aventuras de la familia Hoover nos enseñan el valor de ser nosotros mismos y la importancia de los valores morales y familiares en una sociedad donde priman las apariencias, y donde se desprecia a los que son diferentes.

Dicho todo esto, aun me quedan más cosas buenas que decir sobre esta pequeña joya, aunque no quiero extenderme tanto. Por eso solo apuntaré la excelentísima banda sonora (vital en toda road movie), la cantidad de merecidos premios que obtuvo, incluyendo otro Oscar al mejor guión original, y un final, sencillamente apoteósico...

En definitiva, una película perfecta, que te da mucho más de lo que a priori ofrece. De las que dejan una sonrisa en la boca al terminar; de las que te hacen reflexionar y no se olvidan tan rápidamente, y sobre todo, una de esas escasas películas capaces de hacerte reír y emocionarte en un mismo ratito. Por eso la recomiendo con todas mis fuerzas a absolutamente todo el mundo. A mí me emociona más cada vez que la vuelvo a ver. Una maravilla.

PUNTUACIÓN: 1O

ToLo





miércoles, 8 de febrero de 2012

La mejor, junto con "Batman", película de mi querido Tim Burton. En esta ocasión una adaptación del relato de Washington Irving "La leyenda del jinete sin cabeza", perfectamente ambientada, con las imprescindibles y reiterativas participaciones de Johnny Deep en el papel protagonista y de Danny Elfman a cargo de la música.

La peli demuestra que Burton se mueve como pez en el agua dentro del género de terror, en esta ocasión adentrándosnos en un bosque fantasmagórico oculto por la niebla, unos fantásticos efectos sonoros en los que el caballo del jinete se acerca hacia sus víctimas y la espada se desenvaina cortando el viento...

Con ciertos toques de humor, como es de costumbre, nos ameniza la trama convirtiéndola en "para todos los públicos" y trasladando poco a poco el género al policiaco o de investigación tipo "Sherlock" un poco descafeinado. 

En una entrevista del propio Burton comentaba que esta cinta era su particular homenaje a las producciones de la Hammer films (para los lectores asiduos les será ya conocida), este homenaje se materializa de una maera muy clara en el comienzo de la cinta, calcado a los de la productora británica, con carruaje sobre la campiña inglesa y aullidos de lobos aterradores. Por supuesto, no hay que olvidar la intervención, breve, de nuestro querido Cristopher Lee al que muchos conoceran con el nombre de Drácula.

Como escenas míticas, muchas, pero por destacar alguna ... un vecino de Sleepy Hollow vigilando en su puesto de observación la entrada al pueblo de noche, únicamente iluminado por una serie de antorchas que delimitan la entrada al pueblo, de repente ... una niebla espesa se acerca acechante cuando protuberancias de esa niebla, como látigos, apagan las antorchas ... lo de después no lo cuento.

Genial cinta, para los amantes del cine fantástico y más que entretenida para el resto.

PUNTUACIÓN: 8

Juanma


sábado, 4 de febrero de 2012

Que una película se defina asi misma como "una historia real" tiene una doble vertiente, por un lado intenta crear un lazo de unión con el espectador y el drama pero por otro hace que nos planteemos la veracidad de la misma.

En el caso que nos ocupa, "El inventor alemán" o "El cohete correo" en su título original es una peli que se deja ver, llena de paisajes preciosos de una isla de Escocia y una historia de amor un poco superficial pero que plantea de una manera muy clara el destino de cada persona, me refiero al objetivo que tenemos planteado y a los diferentes caminos o bifurcaciones que nos van alejando del mismo y conformando lo que será nuestro verdadero destino.

Asimismo el transfondo político de la cinta está bien desarrollado, éste no es otro que los albores de la II guerra mundial, mostrándola claramente como descendente de la gran guerra, plasmando como las heridas aún no están cerradas y como los científicos se debatían en doble moralidad, su amor a la ciencia y la fidelidad a su país.

Defectos ... los tiene, la historia de amor pasa sin pena ni gloria, no aporta nada y la cinta, únicamente se sostiene en paisajes. Volviendo al inicio de la crítica, es decir, la vercidad de la historia, pues al investigar solo un poquito hace que la peli caiga aún más ya que nuestro querido científico tiene un final bastante diferente al mostrado ... y no digo más para no desvelar "secretos".

En definitiva, una cinta visible y agradable pero nada más, la vi en el videoclub de ONO y le di una oportunidad.

PUNTUACIÓN:5

Juanma


Suave película italiana, que se ha colado por lo bajini en las listas de éxitos de comedias románticas,y ya van por la tercera señores.

Manual de Amor, son cuatro historias,  que corresponden con cuatro fases del amor. El enamoramiento, la crisis, el abandono y la infidelidad, estan contadas en la piel de distintos personajes, de distintas edades y condicion. Muy a la italiana, los personajes son todo corazón, pasión y sentimento.
Por el contrario de lo que ocurre en Hollywood, a los italianos no solo les gusta enseñar finales felices, ni mujeres escualidamente perfectas. Los hombre tienen canas, y no estratégicamente puestas.

Manual d'amore, tiene por supuesto un comienzo y un fin conectados, pero se deja ver. Sin grandes aspavientos sentimetaloides; no se te encojerá el corazón del llanto, ni experimentarás el subidón de felicidad cuando chico consigue a achica, todo sucede mas normalizado, mas humano.

La película tiene altibajos, el enamoramiento, que es la primera historia consigue engacharte, aunque con final decepcionante. La crisis, tiene elementos de gran verdad, aunque no termina de cerrarse, quizás como la vida misma. La traición-infidelidad, es de lo mejorcito, con una protagonista muy italiana; Y  el abandono también está bien llevada, de nuevo el protagonista carga con todo el significado. 

En general una disección al amor, con humor. Se deja ver, aunque no ha conseguido que desee repetir otras ediciones.

Puntuación: 5,5

Kela

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff