domingo, 24 de abril de 2011

Si nuestros amigos americanos tuvieran o tuviesen que hacer una película de este estilo (de hecho tienen ya muchas), probablemente los pasos a seguir serían los siguientes.

En primer lugar los protagonistas elgidos serian distintos.
Posiblemente una rubia, con melena mona o bien una actriz histrionica de esta que gusta mucho en la meca del cine.
El chico, a todas todas, sería un guperitas americano cuyo representante quiere promocionar y tenemos que verlo hasta que haga el papel de su vida hasta en la sopa.
Las conversaciones serían rápidas, con situaciones ridiculas y dónde hay de todo menos silencios.
Una banda sonora melosa para el final, pero podría apostar a que podráin hacer referencia durante el film a Rolling, Sting o Bruce....

Lo cierto es que esta cinta, vista desde fuera cumple con los requisistos sin ecuanum de una comedia romantica al uso,  pero la diferencia estriba, en que es francesa.
Y los franchutes, hacen las cosas diferentes.
Su musa del cine es Adrey Tatou, y sorprenden los usos que hacen de las no conversaciones.
El no abuso de la verborrea fácil, para dar paso a situaciones mas normalizadas.
Por lo demás, la película tiene puntos de comedia, con los que te reirás cuando llegues a admitir que no estas viendo una producción amricana.

Por cierto, maravillosos el vestuario a cargo de Chanel.

El ultimo regusto con el que te dejará será muy agradable.

Puntuacion: 6,00
Kela
Megaproducción de Hollywood adaptando la novela de Henryk Sienkiewicz sobre el inicio del cristianismo, Nerón y sus excentricidades.

Maltratada por el tiempo, "A dónde vas?" es un ejemplo de esas producciones mastodónticas de antaño, con multitud de extras y kilómetros de catón piedra. Los escenarios a veces pequen de cutres y en otras ocasiones soprenden incluso hoy en día (el teatro romano es magnífico), pero por lo que brilla la película es por su excelente fotografía y vestuario, una sucesión de ropajes de lujo dignos de estar en museos. Cogea levemente en un efectos especiales demasiado rudimentarios que quitan credibilidad a la situación.

A nivel de actuación, como en la mayoría de estas producciones, se barajaron infinidad de nombres de los actores protagonistas ... Car Gable, Elisabeth Taylor, Sofia Loren, ... pero destacó Peter Ustinov en el papel de Nerón, quizás un poco sobreactuado pero llevando a la perfección las excentricidades de este Emperador maltratado por la historia.

Como era de esperar, el trato hacia la incipiente religión cristiana es demasiado ñoña, simplona e idealizada, el discurso de Pablo es de los más aburridos y con menos encanto de la historia.

 Peli de romanos de larga duración y de obligado visionado un Viernes Santo.

PUNTUACIÓN: 6

Juanma.

sábado, 23 de abril de 2011

Gracias Manolo!!!!

Mucho más que una película de aventuras, "El último Mohicano" es pura poesía, una auténtica maravilla para los sentidos, una peli que te hipniotiza en cada visionado con una banda sonora de las más bellas de la historia del cine perfectamente utilizada por Michael Mann, un director no demasiado conocido que llegó a su cenit con este alegato por la libertad, el honor, la naturaleza y el amor. 

Mann otorga el protagonismo a la naturaleza, unos paisajes grandiosos que nos guían en una historia amor en plena guerra entre franceses e ingleses repartiéndose el pastel norteamerticano, una historia de amor con el genial Daniel Day-Lewis y la guapísima Madeleine Stowe. Una historia llena de silencios plenamente descriptibos, unas escenas de acción perfectas, sin entrar en efectismos gratuitos, un sonido que nos adentra en esos maravillosos bosques y cataratas (Oscar al mejor sonido), pero ... por encima de todo está la banda sonora ... algunos puristas podrán decir que el cine debe ser algi más que música y paisajes bonitos, esta claro que esta peli es mucho más que eso, logrando que tanto la banda sonora como la fotografía se conveirtan en partes esenciales de un todo casi perfecto, necesarios para la transmisión de sentimientos a borbotones. Al igual que ocurre con "El Piano", no podría existir sin su voz, un elemnto indispensable en el desarrollo de la película.

De mis momentos preferidos, cuando están debajo de las cataratas y les persiguen ... increible fotografía bajo la luz de antorchas...


Llena de momentos épicos e inolvidables, el diálogo llevado a la mínima expresión pero siendo perfecto a la vez y lleno de fuerza, una maravilla que es necesario disfrutar en plena dedicación.

OBRA DE ARTE.

PUNTUACIÓN: 9

Juanma



martes, 19 de abril de 2011

Algunos optimista calificaran esta cinta, como ya he leido, de trabajo medicocre a cargo del taquillero Nicolas Cage.
Sin embargo, como ya adelanté,eso es ser muy optimista.
En tiempo de Brujas, lo que hay, es una historia y por consiguiente un guion, sin rumbo.
La cinta va dando bandazos hasta que ya no hay más salida, y es entonces cuando acontece el desenlace.
Una amalgama de temas dipares unidos entre sí por una línea tan delgada, que no te lo puedes llegar a creer.

La receta es la siguiente: Metemos cuarto y mitad de cruzados.
Medio de brujas.
un cuartito de curas
Un kilito largo de pandilla con una meta
Y agitamos bien.

No sé sabe muy bien a cuento que de qué suceden ciertas cosas, pero sí, las verás aunque no des crédito, porque un director ha decidido que es importante para contar la "historia"

Por no hablar del gran papel de N.C.
No deja de sorprenderme una dentadura reluciente en pleno s XIII, cómo lo conseguirian????

En definitiva, fiasco interpretativo, así como narrativo.

Puntuación: 3.00

kela

La verdad es que no aprendo ... siempre caigo en la trampa ... me encanta la ciencia ficción y por culpa de la falta de ingenio de algunos productores, guioniostas y directores van a conseguir que la aborrezca. Después de estas palabras, os podeis imaginar que "Invasión a la tierra" no muestra ni un atisbo de originalidad, multitud de aspectos manidos en sucesión continua, con la ayuda de efectos especiales adecuados pero no espectaculares y una historia tan antigua como la ciencia ficción.

Hace poco comenté "Skyline", película peor que esta que os comento, pero que a nivel estético podrían considerarse gemelas, de hecho pensaba que se trataba de su segunda parte ... 

"Invasión a la tierra", título que deja bastante poco a la imaginación, nos muestra como unos alienígenas superdesarrollados tecnológicamente comienza una invasión a gran escala en todo el globo (con las consiguientes imágenes de la Torre Eifel, las pirámides y demás...), por supuesto los alienígenas parecen indestructibles e imbencibles (de este tipo de pelis espero ansioso cómo van a conseguir vencerles... virus biológico ("La guerra de los mundos"), virus informático ("Independence day", este es de risa, menos mal que los marcianos tenían el windows xp), o eliminando su centro de operaciones (también aparece en "Independence day" y es copiado por la presente). Lo que está claro que el todopoderoso ejército americano sale victorioso.

El único aliciente que dispone esta cinta es el campo de batalla, bastante bien caracterizado y que utiliza cámara en mano y movimientos bruscos para dar sensación de realismo, así como imágenes en visión nocturna que tanta veces hemos visto en los noticiarios relativos a los último conflictos armados.

En definitiva, cero de originalidad pero que puede entretener como peli de acción sin más, para echar un ratillo.

PUNTUACIÓN:5,5

Juanma


"Ahora he cogido la mano y no la suelto" (Newman)

He aquí una verdadera joya del cine. Una de las mejores películas de todos los tiempos. Una soberana e indiscutible obra maestra. Y lo afirmo con todo el convencimiento del mundo.

"El buscavidas" narra la historia de Eddie Felson (Paul Newman), un joven trotamundos, atrevido, vividor y aficionado a la bebida, que vive de lo que gana jugando al billar por distintos locales. Su afán de convertirse en el mejor jugador le lleva a enfrentase con "el Gordo de Minnesota" (Jackie Gleason), un legendario campeón, pero pierde por su falta de confianza y de temple. Tras esto conoce a una singular mujer (Piper Laurie), un "animal herido" como él con la que establece una complicada relación. Pero Eddie no descansará hasta convertirse en el mejor, y para ello tendrá que aprender una dura lección.

Esta magnífica película nos habla del éxito y del fracaso, del talento malgastado, de la capacidad de autodestrucción de los seres infelices, de la falta de escrúpulos, de las relaciones entre seres incompendidos… Todas estas cuestiones existenciales se entrecruzan en la historia de este jugador de billar, cuyo camino destinado al éxito parece ir directo a la total destrucción.

Todo el film está repleto de escenas inolvidables: las partidas de billar, las conversaciones entre los protagonistas, el final… Escenas de esas que se graban en la memoria, esas que esperamos ansiosos cuando vemos la película por segunda, tercera o cuarta vez.

La película es una de las más alabadas por la crítica de varias generaciones. Consiguió dos óscars en su día, aunque menores (de fotografía en blanco y negro y dirección artística) y numerosas nominaciones. El director, Robert Rossen, al que debemos esta maravilla, fue también productor y guionista. Tampoco puedo dejar de mencionar la interpretación de Jackie Gleason como “el Gordo de Minnesota”, que raya la perfección.
Como curiosidad, todas las escenas de billar fueron realizadas por los actores de verdad, excepto una.

Después de lo dicho, espero haber convencido a todo el que no la haya visto para que la vea y disfrute, que es una de esas que hay que haber visto sí o sí.

PUNTUACIÓN: 10

Tolo

lunes, 18 de abril de 2011


Cinta basada en la antigua Roma y sus legiones, que tan buenos resultados ha dado a Hollywood.
Se trata de una amalgama de luchas teniendo como marco y referente un hecho histórico, la desaparición de la novena legión en la Britania, y que dió lugar al levantamiento del llamado Muro de Adriano.

5.000 hombres de la Novena Legión, encabezados por Flavio y el famoso emblema de oro, el águila de la Novena Legión, marcharon hacia el norte, a Caledonia. Jamás volvieron. La legión y el emblema desaparecieron entre las brumosas montañas. Furioso, el emperador Adriano mandó levantar un muro para sellar el territorio. El Muro de Adriano se convirtió en la frontera más septentrional del Imperio Romano, en el límite del mundo conocido. 
Esto da pié, al que el hijo del general de la citada compañía, quiera volver al lugar de los hechos, 20 años después para restituir no solo el honor del Imperio, sino el de su propia familia.
Encabeza el reparto, el actor Channing Tatum, al que sólo conocereis por  "Querido Jhon", si es que la habeís visto, y si no, no os habeís perdido nada.
El chico, creo que se está "especializando" en papeles reservados.....esto en plata quiere decir, que el actor es de esos que no gusta del dialogo, porque toda la procesión (nunca mejor dicho en estos tiempos) va por dentro.
Pues bién, este conflicto interior por resolver lo lleva a recorrer la preciosa Inglaterra, sobre todo las Highland, con su orografía.
Precioso paisajes del que se podrá disfrutar durante todo el film, aunque la dirección de fotografía, podría haberse lucido un poco más.
Dicho viaje, no se emprende solo. Como ya sucedía en los libros de aventuras del s XVI y XVII, todo héroe lleva un paldín, en este caso un esclavo que pertenece a las tribus invadidas.

La relación entre ambos, sufre altubajos, a momentos se perciben detalles de calidad y en otros se cae en los tópicos más básicos.
Interesante también las tierras y tribus por las que pasaran, para mí un buen ejerccio de aproximación a lo que tuvo que ser esa época. Más, no termina de converceme la última tribu, esa mezcla entre masai y vikingo....no se.
En general la historia sufre altibajos, tiene detalles de calidad, como es no cumplir con las expectativas primeras que te surjiran , pero tampoco convence por su caida en los convencionalismo.
Recomendable para entreternese un rato ante la pésima oferta de la cartelera.

Puntuacion: 5,75
Kela

domingo, 17 de abril de 2011

Multigalardonado ejercicio de cómo hacer una peli de éxito con muy bajo presupuesto.

He dicho bajo presupuesto, lo que no implica una dirección acertada, al igual que su montaje y sobre todo gran sonido y fotografía. "Buried" es claustrofóbica y agobiante, no apta para todos los públicos, consigue mantenernos atentos todo el metraje esperando un desenlace que, sin contarlo, se prevé con cierta facilidad lo que no disminuye su valía. Creo que todo el que la vea pensará en ... que ahría yo si estuviese en la misma situación ... pues la verdad que lo tenemos complicao...

Utilizando a un actor de cierto tirón, que sin hacerlo mal, no llega a transmitirme el agobio y desesperación que debe ser encontrarse enterrado vivo!!! y con duración estándar, la peli consigue atraparnos con guión simple a primera vista, quizás con determinados "rellenos" sin mucho sentido (por ejemplo, la llamada de la empresa). Interesante la crítica hacia los intereses generados en los conflictos y sobre todo la reflexión que se hace sobre los "terroristas" ... "...son gente como tu y como yo que haría lo que fuera por defender a su familia...".

En definitiva, durante la visión te consigue transmitir algunas sensaciones pero acaba y se acabó, te olvidas de ella y cuando quieres recordarla tampoco tienes mucho de lo que tirar.

Por cierto, por qué no tiró del google maps??

PUNTUACIÓN: 6

Juanma.

sábado, 9 de abril de 2011

Desde mi punto de vista, la mejor película de Mel Gibson con diferencia. Una visión personal, aunque la considero muy realista dentro del desconocimiento de la cultura centroamericana precolombina, sobre una civilización que atrae a todos y cuyo final y misterios han hecho correr rios de tinta y mucho la imaginación.

Después de la buena, excelente a ratos, "La Pasión", Mel continua haciendo uso de las lenguas autóctonas como medio de ambientaciób al espectador y fórmula para dar verosimilitud a la historia, pretendiendo contarla como si de un documental se tratara.

El trabajo de ambientación es excelente, así como los ropajes, armas, joyas, templos y, en general, la capacidad que ha mostrado de presentarnos (y aquí hablo de mi y mis impresiones sobre la cultura maya y azteca) a un pueblo en decadencia, sumido en las creencias más brutales de sacrificios, nos acerca a una ciudad atestada de mendigos, muerte, suciedad y hambre (por supuestio, lo mismo que nos podríamos encontrar en cualquie ciudad europea). Nos abre los ojos y pone los pies en la tierra, quitándonos esa imagen de cultura mística, mágica, enigmática que nos ha llegado desde los libros de historia hasta otras producciones cinematográficas. Espero que se entiendan bien mis palabras, no pretendo menospreciar la cultura precolombina, solo quiero mostrar como a mi personalmente me ha aportado realismo y desmitificación al concepto de civilización ideal que tenía con anterioridad.

Volviendo a la peli, el desarrollo de la historia es muy intimista, lleno de detalles del dia a dia, acercándonos a la vida en un pequeño poblado en plena selva el cual desconoce la existencia de la gran ciudad, nos muestra como la vida de los personajes se desmorona por el ansia de poder de algunos y la extrema violencia de otros, una historia universal que pudiese haber cambiado de escenario y tiempo sin perder ni un ápice verosimilitud.

El trasfondo de la cinta es mostrarnos como las "civilizaciones" tienen su fin, un fin que aparece cuando los valores se pierden y no existe respeto por el ser humano ni por la naturaleza ... quizás nos encontramos en el fin de nuestra civilización ... En la película, la aparición de los españoles desembarcando en el continente es meramente testimonial, no es el motivo de su fin, más bien son los carroñeros que se comen al animal mal herido.

Una película muy bien rodada con muy buena fotografía que hace las delecias de los cinéfilos y de los amantes de la historia (aunque tenga sus debilidades históricas, que seguro que existen).

Una pequeña obra de arte, por descubrir.

PUNTUACIÓN: 8

Juanma


jueves, 7 de abril de 2011

La vida del mítico maestro de ajedrez Bobby Fischer bien merecería una buena película que diese a conocer al gran público su fascinante historia.

Pero esta no es una película sobre Bobby Fischer, sino sobre un niño que tiene un don para el ajedrez, y que parece tener todas las cualidades para convertirse en un gran maestro. Sin embargo, la presión que ejerce su padre, las inseguridades causadas por el miedo al fracaso y las ocasionales faltas de entendimiento con su maestro pondrán a prueba su verdadera capacidad. A esta trama se añade el interés de ver a Lawrence Fishburne (Morfeo en Matrix) en un papel poco habitual, haciendo de una especie de vagabundo-vividor aficionado al ajedrez callejero, que entabla una curiosa relación de amistad con el niño.
La aparición de otro niño prodigio del ajedrez, con un carácter al parecer opuesto al protagonista, aporta a la historia bastante emoción con la esperada partida final.

La película es bastante entretenida y con dosis de emoción, sobre todo al final. Además, es de destacar la originalidad de la trama, siendo el ajedrez un tema nada habitual en la gran pantalla. Pero entiendo que para algunos pueda resultar algo aburrida, sobre todo en la primera media hora. Quizás el ajedrez no despierte para muchos tanta emoción como en mi caso. También el guión, en ciertos momentos, hace lenta la historia con conversaciones algo flojas. Y para terminar con los defectos, la dirección resulta un poco plana. Pero en mi opinión, estos son pequeños fallos que se compensan con un buen reparto: Ben Kingsley como el maestro del niño, el citado Laurence Fishburne, y Joe Mantegna como el padre (actor poco conocido por el nombre pero sí por su cara); todos ellos elevan el nivel de la película con interpretaciones más que correctas.

La banda sonora también es muy bonita.

En definitiva, una película curiosa, emotiva, yo diría diferente a la mayoría, y que a mí me dejó un buen sabor de boca al terminar. No es una obra maestra, ni pasará a la historia por nada en particular, pero desde luego es la mejor película de ajedrez y merece un reconocimiento.

PUNTUACIÓN: 6,5

Tolo

sábado, 2 de abril de 2011

Interesante producción alemana, de bajo coste, de corte psicológico sobre un grupo de voluntarios en un "experimento" para el estudio del comportamiento humano en situaciones extremas ... evidentemente, el experimento se les va de las manos.

Agobiante y claustrofóbica, la película brilla por una actuaciones destacables en unos roles que todo actor desearía. Desde mi punto de vista lo mejor es la visión de cómo el ser humano se corrompe con el poder llegando a realizar actuaciones que pudiesen parecer increibles e impropias de personas con dos dedos de frente, puede ser interpretada como una alusión a las barbaridades realizadas por los nazis, por personas normales que en una situación de tensión y de manipulación se convierten en demonios.

Al comienzo del experimento, los participantes lo consideran un juego, pero en una situación de aislamiento, los roles comienzan un imparable proceso de liderazgo en la personalidad de los personajes.

Lo peor de la cinta, una historia de amor que tiene ningún sentido en la historia, únicamente para que sea factible un final impropio del resto de la cinta.

En definitiva, un interesante ejercicio cine psicológico del estilo de Cube, aunque menos fantástico pero más cercano a las atrocidades que pasan continuamente en nuestro entorno.

PUNTUACIÓN: 7

Juanma.

viernes, 1 de abril de 2011

Este post es un poco especial, se trata de la película "Déjame entrar", en dos versionesvolviese de la tumba con un remake tan solo 2 años después, y más aún realizando un trabajo magnífico, aportando algo más de ritmo que la original y con una elección de actores más acertada.
contemporáneas y muy semejantes. La original, sueca y multipremiada, soprendió a propios y extraños mostrándonos una historia de vampiros nueva y fresca, alejada de historias manidas y de capa roja (a las que soy tan aficionado), una historia con dos protagonistas muy jóvenes y aislados socialmente por motivos, evidentemente, distintos. Más aún me sorprendió que mi querida HAMMER FILMS, de la que tanto he escrito,

Por lo tanto no haré distinción entre una y otra en esta crítica, ya que ambas son muy buenas (por lo que el remake podría pensarse que fuese innecesario).

"... me tienes que dejar entrar ..." es lo que la chica vampiro lo dice a Oscar (Owen) cuando quiere entrar en su cuarto, es una frase que da origen al título de la cinta y que es un guiño al mito y cine de vampriros "clásico", como ya he dicho, dentro de esta peli fresca y noviedosa hay infinidad de guiños al cine clásico de terror que hace las delicias de los amantes de este cine.

El vampirismo tratado sin un origen, como una enfermedad o virus contagioso que destrulle la vida de una jovencita de aspecto encantador y angelical y que cuando tiene hambre se convierte en un mosntruo verdaderamente terrorífico. Una vampiro que necesita del ser humano, no solo como alimento, sino para sobrevivir (aspecto que ha estado presente en casi todas las producciones de la Hammer sobre vampiros/Drácula). Una ciudad, sueca o estadounidense, me da igual, impersonal, fria, de una soledad que enmarca la vida de los protagonistas y secundarios, unos secundarios independientes, asociales, tristes ... escenas que recuerdan sobremanera a "Una ventana indiscreta". 

A partir de aquí el o la que no la haya visto que no siga leyendo (spoiler):

La gran duda que me surge es si el interés de Eli (Abby) por Oscar (Owen) es porque le atrae como niño y por su personalidad (introveretido, ...) o si es porque está detectando como su acompañante actual, su humano sirviente, ya no puede con la carga moral ni física, si ha detectado que necesita "renovar" a su compañero. Quizás son ambas cosas, pero realmente la imagen que tengo de ella difiere mucho en un caso y en otro, ya que si optamos por la segunda opción, el monstruo que habita dentro de Eli (Abby) es aún más aterrador de lo que podría pensar...
Magnífica peli de terror, pero que no da nada de miedo, que hace resurgir este género tan mal tratado por la industria del cine.

Un detalla más, qué quiere decirnos el director de la versión americana al no mostrarnos en ningún momento el rostro de la madre de Owen ... quizás nada.
PUNTUACIÓN: 8,5

Juanma



Cuando te metes donde no te llaman ... surgen fiascos como éste. 

Partiendo del tirón de la película homónima de la dácada de los 60, Tim Burton realiza este, mal llamado remake, de "El planeta de los simios. Un género de ciencia ficción en el que Burtón no se mueve nada bien, acompañado de una producción y marketing que nos trata como tontos, intentando llamar nuestra atención sobre finales paralelos y toda la parafernalia a que nos tienen acostubrados las superproducciones americanas.

Burton, director que me gustaba más en sus comienzos que en su más recientes creaciones (no soporto "Alicia en el país de las maravillas"), se introduce en un  berengenal en el que sale airoso durante los dos primeros tercios de la cinta, aun contando con deficiencias muy visibles en la dirección artística, unos decorados que dejan mucho que desear y que siempre han sido un punto clave en sus obras, parte de unos actores en el que destaca claramente Tim Roth, así como la forma de moverse de los simios, el maquillaje a veces asombra por lo bueno y otras alucina por lo malo. Pero está claro que su talón de Aquiles es el final del film en que intenta desmarcarse de la obra original y se convierte en un carrusel de incongruencias sin pies ni cabeza... el final es de pena.

Comencé la crítica diciendo que no se puede considerar un remake, aunque así nos lo vendieran, ya que la historia (sin contarla para aquellos que no lo hayan visto) difiere en esencia de la protagonizada por Heston, esencia que es la que la conviertió en un clásico inolvidable y por lo que la producción de Burton pasará a la historia como una mancha en su curriculum.

Decepcionante.

PUNTUIACIÓN: 5,5

Juanma


 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff