sábado, 30 de octubre de 2010

No había visto este clásico hasta anoche, realmente tiene algo especial y no es solo por su duo de protagonistas guapos  y encantadores Warren Beaty y Faye Dunaway, sino por una narrativa muy fresca y divertida.

Un par de ladrones de poca monta sin ningún tipo de espíritu avaricioso en que les ciega más la fama y popularidad que lo que realmente consiguen con sus robos. 

No quiero desgranar demasiado la peli, se va desarrollando su historia como pareja en un entorno que cada vez les es más contrario a sus sentimientos. Interesantes momentos de reflexión sobre el desarrollo de la vida y la familia mostrándo los dos polos opuestos en la madre de ella y el padre del secundario conductor del coche (que al final valdrá para poco).

Sobre todo la película se convierte en clásico por el desarrollo de la hisoria de una manera poco tradicional y con un juego de silencios y miradas que actúan como el mejor de los guiones. Como ejemplo, el final (sin contarlo), maravillosos dos o tres planos veloces y efímeros que lo cuentan todo.

PUNTUACIÓN: 8

Juanma.

domingo, 24 de octubre de 2010

Cine fantástico a la francesa. Así podría ser el titular de esta crítica.
Y es que estos franceses son especiales hasta para hacer cine infantil. Ciertamente cualquier parecido con una cinta para niños al uso es pura coincidencia. No espereís ver algo de la factoria Disney, Dreamwork o sucedáneos. Los franceses son diferentes. Y es que comenzando por que no han superado el tema de la guillotina, puede que el principio del film sea deconcertante.

Sin embargo, a mí me ha gustado mucho.
Me ha sorprendido el tratamiento de los personajes, pero sobre todo me ha gustado el tratamiento del tiempo.
Durante el visionado, no he podido dejar de encontrar similitudes con Amelie.
Los personajes son exagerados, en ocasiones rozando lo histrionico.
La manera de presentar la historia , mediante un navarrador (esto es muy francés) y por flash, solapando sucesos en el mismo tiempo .
Y París, la maravillosa Paris, que todo francés sabe explotar.

Toda esta conjunción de elementos cobra total sentido al final, concretamente en los créditos, cuando ves que el director de la cinta es el famoso Luc Bessón.
Yo sé muy poco de cines y directores pero este en concreto me marcó. Su famosisima película sobre el asesino bebedor de leche , marcó un antes y un después en mí . Estoy hablando de "León".
Pues qizás me esté volviendo freeke, o es que se ha suavizado, pero pienso que merece la pena ver la película. Por pasar un diferente y buen rato.

Puntuacion: 7
Kela

sábado, 23 de octubre de 2010

Continuo con mi sábado de bodrios con la tercera entrega de la superfamosa saga Crepúsculo. La verdad es que no encuentro grandes diferencias entre ninguna de las tres entregas, en definitiva se basa en las dudas amorosas de una chica ,que me pone de los nervios, en plena esfervescencia sexual entre el guaperas vampirito y el cachas hombre lobo. Todo lo demás es relleno, es decir, la temática de la cinta la podríamos cambiar por cualquier otra y nos daría igual.

Un insulto al cine de terror, en concreto al cine de vampiros. Una auténtica telenovela.

Puntuación: 3 (Han mejorado, a la anterior le di un 2).?¿

Juanma.

Un sábado de sofá viendo pelis de dudosa calidad.

Empezaré por "La última casa a la izquierda", me esperaba peli de terror tipo Viernes 13 o algo parecido y me he encontrado una historia sin fundamento, pseudogore y que, sorprendentemente, puede llegar a engancharte.

Una violencia extrema, explícita y desagradable que te atrapa ya que va en un aumento enfermizo al que no das crédito.

En fin, no la recomiendo para nada, pero hay que reconocer que cumple su misión a la perfección. Tendrá su público.

Juanma: 4


Trailer La Última casa a la izquierda (Español)
Cargado por CINeol. - Todas las temporadas y episodios enteros online.

sábado, 16 de octubre de 2010

Que te coja esta peli con 10 u 11 años es tener mucha suerte, ya que se convierte en un referente para chavales con ganas de diversión y mucha imaginación.

Una producción fantástica que auna todos los deseos que puede tener la chavalería: pandilla variada, casa con desván lleno de trastos viejos, mapas del tesoro, excursiones en bici, barcos pirata y un sinfínde pruebas a pasar. Esto es Los Goonies, Spielberg en estado puro con la colaboración de la reciente Indutria Ligth and Magic de Lucas, todo dirigido por un especialista de época como Richard Donner (Superman).

Todos los personájes son ya míticos: Data (el inventor que todos llevamos dentro), Slot (entrañable inseparable de gordi), Gordi (el gordito gracioso obseso con la comida), los Fratelli y muchos más...

Cuando ayer la ví con Raquel, surgió el debate de si la película es tan buena como me lo parece a mí o es que me cogió en la época exacta. Podemos decir que concluimos en que era esto último, pero nos surgió la duda de si a las generaciones de ahora les gustaría tanto o les parecería un poco ñoña, no se. Estoy encantado con que me tocasen vivir una serie de producciones de los 80 que para mi no tienen parangón, y hablo de Los Goonies, Regreso al fururo, Los Gremlims, ET y muchas más.

Genial película de aventuras para adolescentes que integra todos los mitos clásicos.
PUNTUACIÓN: 7,5

Juanma


Cine de aventuras en estado puro.
Los Goonies, son entrañables.No solo lo son, los personajes que conforman la pandilla, estereotipos repetidos en pelicula posteriores hasta la saciedad.
Es la cinta en sí. Conjugación ,en dosis perfectas, de aventuras, risas, toque drámatico, amor, y amistad.

Y es que Spielberg sabe transmitir como pocos el conceptode amistad. Amigos unidos hasta siempre, por siempre y en todas las ciscunstacias, una idea romántica de la realidad que todos hemos deseado vivir y querido recrear.

Es imposible no ver similitudes con otras grandes producciones del director, en concreto con mi idolatrada Indiana Jones.

El éxito de esta cinta reside , creo, en que te hace sentir bien. Independientemente de si la viste cuando era un preadolescente o si la visionaste por primera vez cuando contabas en tu haber cronológico con 28 añitos,  los goonies serán será siempre sinónimo de diversión y de pasarlo bien.


Para concluir, cinta mítica de los ochenta pero que el paso del tiempo se ha encargado de darle su pequeño lugar en la historia.

Puntuación: 7,5

Kela

martes, 12 de octubre de 2010

Para comentar esta película empezaré ubicando su rodaje, hipermegaproducción de la 20th - Century -
Fox que la puso en jaque durante mucho tiempo ya que fué la película más cara hasta la llegada de Titanic, eso si, sin los multimillonarios ingresos de esta última. El rodaje fué un auténtico desastre, se alargó durante años, hubo cambio de directores a mitad del metraje, problemas de salud para Elizabeth Taylor (se le tuvo que hacer una traqueotomía, la cúal se nota en su cuello en la segunta parte de la cinta), decenas de vestidos no utilizados por una patética planificación de producción y 24 horas de película filmada para comprimir la historia en 4 horas de metraje divididos en dos actos.

En principio se quería hacer una trilogía, al estilo El señor de los anillos, pero en aquella época se consideró impenseable... la compresión del metraje en la última hora de la película resulta evidente y decepcionante ya que, la mayoría, queremos más...

Supongo que será complicado, pero estaría genial una versión extendida, seguro que hay momentos geniales.

Personalmente, la película me apasiona, y lo hace por varios motivos:
  • Elisabeth Taylor: Cleopatra es Elisabeth, y lo será para siempre aunque se hagan nuevas adpataciones. Históricamente se describe a la última faraona de egipto, a la última de los Ptolomeos, a Cleopatra VI como una persona con un magnetismo personal sin parangón, increiblemente culta para la época y para ser mujer, dominando al menos seis idiomas y capaz de conversar sobre cualquier temática. Al contrario que lo que se muestra en la cinta, una Taylor excepcional sobre todo en la primera parte, se cree que no era especialmente agraciada físicamente, pero todo era suplido con su comportameinto. Volviendo a la cinta, Taylor lo hace estupendamente dotando a su personaje de un sinfín de gestos, guiños y sobre todo con una puesta en escena genial.
  • Escenografía: expectacular dirección artística que no la superan ni un millón de efectos digitales. Esa Alejandría, el palacio real, escaleras, jardines, ... todo es una maravilla a copiar. Dotándoles de toques de increible actualidad arquitectónica, cada escenario es para su estudio en escuelas de interiorismo. Por supuesto, hay que hablar de la puesta en escena, yo diría que casi de partida de ajedréz, la disposición de los personajes en el encuadre no son aleatorios, más bien milimétricos. Me encantan la multitud de escenas en las que Cleopatra se dispone inmovil en el centro de la pantalla mientras el resto de personajes deliberan alrededor de ella móviéndose como insectos.
  • Banda sonora: sin ser de la mejores que nos ha dado el cine, cumple su función perfectamente e incluso a lo largo del metraje nos gana con sus momentos estelares.
  • Vestuario: son obras de arte cada uno de los ¡¡65!! vestidos que muestra Cleopatra, alcanzando un presupuesto de 15 millones de dólares. Me pregunto dónde estarán esos vestidos?¿. Todos explotando los encantos de Taylor, de hecho el personal de rodaje la llamaba "miss tetas".
  • La historia: va de más a menos (su talón de aquiles) el comienzo es fulgurante con la entrada en escena de un maduro Julio César. Como he comentado, la cinta se encuentra dividida en dos actos, el primero de ellos es la relación de Cleopatra con César y el segundo su relación con Marco Antonio. Pues bien, me gusta mucho más la primera, una relación mucho más sutil entre César y Cleopatra llena de momentos íntimos y complicidad entre los actores (véase la escena de la coronación de Cleopatra cuando ésta le tira un cojín con el pié a César para que se arrodille ante ella, genial). Son dos partes completamente distintas en todo, la primera donde Cleopatra calcula hasta la saciedad todos sus movimientos con un resultado perfecto y en la segunda en la cual los sentimientos afloran volviéndola accesible y débil, momentos en los que su amor por Marco Antonio la llevarán a la extinción. El personaje de Marco Antonio muy bien interpretado por Burton (marido de Taylor, por dos veces) es débil, bebedor, despojado de su autonomía por el amor hacia Cleopatra lo convierte en menos interesante que César pero lleno de detalles.
Una cinta memorable que pierde ritmo penósamente en su segunda parte, excepcional.

Al que no le gusten las películas largas pues que la vea poco a poco, pero hay que verla. Aparte de mostrarnos algo de historia que nunca biene mal, estamos delante de la mejor superproducción sobre el comienzo del imperio romano y el fin del imperio egipcio.

PUNTUACIÓN: 9,25

Juanma

Siguiendo con la moda de Hollywood de las precuelas, podríamos llamar a esta peli "Robin Hood, el origen" o "Robin Hood zero", ya que nos narra los orígenes, el porqué de este proscrito por el rey Juan de Inglaterra.

Con una publicidad en la que se encargan muy bien de recordarnos que es el mismo director que "Gladiator", Ridley Scott, y de su mismo actor, Russell Crowe, con un trailer con demasiadas similitudes a esta última película ... pues la verdad es que no me atraía en demasía ver esta nueva adaptación del mito de Hood.

Después de la versión de Errol Flynn que todos disponemos en nuestra retina, en este caso aventurero y simpaticón caballero que hace el bien, "robar a los ricos para dar a los pobres", pasamos a la excelente adaptación de Disney y por último a la comercial y entretenida "Robín Hood, príncipe de los ladrones" de Kevin Costner. Podríamos pensar que la historia estaba demasiada manida como para sacar provecho ... pues los productores de la meca del cine (Ridley y Russell) pensaron que no, y desde mi punto de vista ese ha sido su gran fallo.

Me explicaré, si la peli hubiese tratado sobre otro personaje habría ganado en intriga y emoción, la cinta es técnicamente muy buena, y digo excelente, una ambientación casi inmejorable donde Scott despliega todo lo aprendido en su larga carrera reeditando momentos cumbres de Gladiator, El reino de los cielos, 1492, Legend ... un sin fin de cintas en los que se demuestra que su principal capacidad es la de crear ambientes. El castillo de Lady Marian, esa sala principal es increible como nos traslada a lo que debería haber sido la Edad Media (en plena ebullición de las cruzadas), separándose de las visiones descafeinadas y de salón de otras producciones.

La interpretación de Crowe es ... de las suyas, es decir, nunca entendí como le dieron el Oscar por Gladiator. Pocas sensaciones nos transmite el bueno de Russell. Lady Marian podría explotarse un poco más con el buen hacer de Cate Blanchett finalizando en el perdido de William Hurt, poca cosa.

Mucho banderín, mucho escena a caballo (muy buenas) y una batalla en el mar que nos recuerda demasiado a "Salvar al soldado Ryan" de Spielberg en su desembarco de Normandía. La película tiene un desarrollo un poco lento, más bien diría que aburrido, mirando escena por escena no hay nada a qué poner pegas, pero en el conjunto de película algo falla y yo lo achaco a la temática, Hood.

Es interesante la vuelta de tuerca sobre el rey Juan, en esta caso se nos muestra como un dirigente poco capacitado que gira como una veleta en el sentido que le des más provecho, y sobre todo la figura de Ricardo corazón de León, ya no es ese rey magnánimo y salvador que todos tenemos como Sean Connery, es otro más de la lista de dirigentes cuya única intención es la sed de poder y, por supuesto, Robin ya no es el salvador de los pobres es un simple arquero que por designios del destino luchará para salvar la nueva vida que le ha surgido de improviso.

Para terminar comentar que le falta una banda sonora épica acorde a las imágenes y fotografía que se nos muestra.

El asedio al castillo es una maravilla.

PUNTUACIÓN: 7,5

Juanma


domingo, 3 de octubre de 2010

Dirigida por Clint Eastwood y protagonizada por Meryl Streep.
Nominada al oscar por mejor actriz.

Hace ya 15 años que vió la luz esta cinta por primera vez.

No comentaré en esta crítica lo que ocurre durante el film.Porque cómo en casi todas las películas de Clint , no pasa nada.
La historia no es fantástica, ni narra hechos o vivencias de personajes únicos, singulares o muy inteligentes. Aquí, el desarrollo deja paso a los silencios y a la ausencia de acción.
En eso, creo, que consiste la magia de este denostado actor a la par que encumbrado director.
En la forma con la que se plasman los sentimientos, en la manera de transcurrir sin ocurrir, y en hacer una película de las pequeñas cosas de cada día sin caer en el aburrimiento.
En esta ocasión la trama es sencilla. Un ama de casa, aburrida, cuyos sueños y aspiraciones han caido en el olvido tras formar una familia.
Un buen día , su marido y sus hijos se marchan cuatro días de casa a una pueblo cercano y ella se queda sola. En esos 4 días vivirá la historia de amor que marcará su personalidad y su otra vida.
La secreta, la del interior la que no conocerá nadie salvo cuendo la protagonista muera.

Lo cierto es que la historia no tiene desperdicio. Los comentarios, que tan aleatoriamente hacen los personajes encierran una profundidad y una vivencia marcada por el paso del tiempo.
Cada ciclo vital, se caracteriza por una forma de entender el mundo y esa es una de las maravillas que encierra el film. Evoluciona contigo.
Conforme vas creciendo, y los años pasan por tu modo de pensar o sentir,vas captando distintas acepciones de las relaciones humanas y del amor.

Por otro lado, tenemos la fotografía y la música. Imprescindibles compañeros invisibles de la historia, pero que definen a la perfección la intimidad de los momentos.
Un auténtico ejercicio técnico y emocional.

Por lo tanto recomendabilisima historia apta a todos los público y edades, de una belleza sin igual.

Puntuacion: 9.00

Kela

sábado, 2 de octubre de 2010

Cuidadísima película de David Fincher que abriría la tapa para futuras copias
sobre asesinos en serie de todo tipo.

No es que sea especialmente original, pero la atmósfera con la que consiguió envolver Fincher a Nueva York ha sido copiada hasta la saciedad, incluso por la multitud de series policiácas que inundan las cadenas de televisión. Un Nueva York decadente, viejo, sucio, casi sacado de otra época, con una lluvia incesante que nos angustia aún más, un uso de la cámara con multitud de primeros planos de los muy bien trabajados Pitt y, sobre todo, el excelente Freeman.

No hay que dejar de lado el personaje de Kevin Spacey dotando de un desasosiego extremo en cada aparición.

Volviendo al director, Fincher ya nos dió muetras de su saber hacer y de su estilo oscuro en la peculiar Alien 3 (donde trasladó la escena de la conocida saga a un "monasterio" mediabal en pleno espacio), me decepcionaría en la fallida The game y volvería a la senda del trabajo bien hecho con Zodiac y sobre todo, con El club de la lucha.

Retomando Seven, me gusta sobremanera la escena de la biblioteca, creo que pocas veces se ha rodado la típica escena de investigación y descubrimientos con tanta elegancia, usando escenarios muy bien escogidos y un montaje perfecto.

El trio de personajes protagonistas nos muestra, como si de una isla en medio de la trama políciaca, momentos de intimidad que adquirirán tintes principales. Un personaje el de Brad Pitt, lleno de irascibilidad, inexperiencia, juventud, incultura e impaciencia que se convertirá en el pilar de la historia, acompañado de su opuesto en la figura de Morgan Freeman, policiía que viene de vuelta del que se nos muestran ciertos detalles de su vida íntima imaginándonos un vida de dedicación al trabajo y fracasada vida sentimental. El último vértice del triángulo lo compone Paltrow en un pequeño papel cargado de sentimentalismo.

Una de las cosas que me sorprendió de la película la primera vez que la ví, aunque pueda parecer raro, fueron los títulos de crédito del comienzo, con un diseño muy innovador.

Para concluir, solo comentar que el final es verdaderamente sorprendente y perfectamente integrado con el desarrollo de la historia, no como muchas otras películas cuya obsesión es conseguir sorprenderte al final, utilizando lo que haga falta, tretas de guión y tratándonos como tontos.

Un referente del cine policiáco que se ha convertido en todo un clásico.

PUNTUACIÓN: 8,5

Juanma

viernes, 1 de octubre de 2010

De una película de Spielberg siempre se esperan cosas interesantes, pero en los créditos del comienzo aparece la palabra Kubrick y me hizo estremecer ...

Al comienzo parece ser una visión más del tema ,ya tratado por Ridley Scott en Balde Runner entre otros, del abismo o la delgada línea entre el automatismo y el prensamiento propio, original y sensitivo de la mente humana y los robots, en un futuro no muy lejano. En este caso aderezado con facilonas notas de ecologismo apocalipto sobre el cambio climático.

Como ya he comentado, el comienzo no es original, pero al menos está realizado por un Steven en su línea, lo que ocurre a la mitad de la cinta es de locos ... un circo "romano" a lo Mad Max, una horripilante demostración de luces de colores con la participación de Law sin pena ni gloria. A lo largo de esta segundo tercio de la película, ésta gira hacia la fábula teniendo como hilo conductor a Pinocho, ese niño no humano que soñaba en serlo. La historia va perdiendo puntos a cada minuto de metraje ... espero un giro argumental y final espectacular propio de Spielberg.

Lo que nos encontramos en el último tercio es el desvarío propio un becario la Warner ... pasan 2000 años y entran en escena, lo que parece ser extraterrestres o algo así, haciendo de arqueólogos descubriendo una civilización perdida, bueno no quiero contar demasiado, solo terminar diciendo que el ingrediente secreto que nos faltaba era la clonación humana con recuperación de recuerdos y todo.

En definitiva, un estropicio de cinta que de un comienzo aceptable e incluso ilusionante, se desploma sobre manera con un sinfin de tópicos de ciencia ficción barata. No he conseguido entrever ningún pensamiento o idea interesante en el metraje.

PUNTUACIÓN: 5

Juanma.


 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff